4/5/13

PRÁCTICAS DE RESCATE EN TORRE ELÉCTRICA 2 DE MAYO 2013





 Las prácticas han consistido en la progresión por este tipo de estructura bien autoasegurado o asegurado por compañero y la evacuación de un operario por electrocución o accidente.
 

Una torre eléctrica o apoyo eléctrico es una estructura de gran altura, normalmente construida en celosía de acero, cuya función principal es servir de soporte de los conductores eléctricos aéreos de las líneas de transmisión de energía eléctrica. Se utilizan tanto en la distribución eléctrica de alta, y baja tensión como en sistemas de corriente continua tales como la tracción ferroviaria. Pueden tener gran variedad de formas y tamaños en función del uso y del voltaje de la energía transportada. Los rangos normales de altura oscilan desde los 15 m hasta los 55 m, aunque a veces se pueden llegar a sobrepasar los 300 m. Además del acero pueden usarse otros materiales como son el hormigón y la madera.

Cuando tenemos que acceder a este tipo de estructura tenemos que tener la seguridad que la corriente eléctrica ha sido cortada en ambos sentidos y tener presente que el aire puede cargar de electricidad estática las conducciones eléctricas  por lo que sería conveniente crear una toma de tierra desde dichas conducciones a tierra.




 



  La progresión por la estructura se ha realizado mediante la técnica de autoaseguramiento, esta técnica es más rápida que la técnica de aseguramiento por un compañero (trepa), mediante la colocación de conectores de gran apertura  directamente al perfil siendo ésta mucho más rápida y necesitando menos personal.

  Otra técnica de progresión, es la citada anteriormente, aseguramiento del compañero (trepa) que consiste en la creación de puntos de anclajes en la estructura mediantes anillos de cinta cosida y conector con seguro que por el cual haremos pasar la cuerda como si de una escalada se tratase. La cuerda que se debería utilizar con esta técnica debería ser dinámica EN 892, pudiéndose utilizar una cuerda semiestática siempre y cuando el FC no supere el 0,3. El asegurador que se ha utilizado es el I’D.

  Se realizó una triangulación por encima del herido para la realización de un contrapeso y posterior descenso del herido y socorrista.
Se realizaron dos métodos (rapel poleado y mini-péndulo)

  Otra de las práctica fue la colocación de un triangulo de evacuación a un supuesto herido o víctima que careciera de su arnés, los métodos utilizados fueron los mismos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada